Colon irritable y problemas intestinales

En Alemania, viven millones de personas con problemas intestinales como el colon irritable. Dichos problemas incluyen estreñimiento (deposiciones menos de tres veces por semana), diarrea (más de tres deposiciones líquidas al día), flatulencia y dolor abdominal. Muchos se deben a un desequilibrio entre las bacterias deseadas y no deseadas en nuestro intestino. Es decir, no se deben a causas estructurales ni pueden aliviarse cuando se restaura el equilibrio en el intestino.

¿Por qué, a veces, tu intestino no da tregua?

El intestino sabe más sobre nosotros que nuestro cerebro, lo que lo convierte en el principal órgano inmunitario. Esto se debe al papel de las bacterias intestinales, que se ha subestimado durante mucho tiempo. Solo en los últimos años, gracias a muchos estudios científicos, resulta evidente la influencia de las bacterias en nuestra salud.
Las bacterias intestinales regulan mucho más que la digestión. A lo largo de millones de años de evolución, han surgido ajustes beneficiosos a largo plazo que, entre otras cosas, favorecen la digestión, la defensa contra los patógenos y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

No todas las bacterias en nuestro intestino son deseadas. Una flora intestinal equilibrada y saludable está formada, sobre todo, por bacterias beneficiosas que tienen un efecto positivo en el cuerpo, pero también por bacterias no deseadas que tienen un efecto negativo en el cuerpo y provocan problemas intestinales, como colon irritable.
Un desequilibrio de la flora intestinal puede deberse a estrés físico y emocional persistente, ejercicio insuficiente y medicamentos como los antibióticos. Además, no deben subestimarse los hábitos alimenticios poco saludables, el alcohol y la nicotina, ya que favorecen la aparición de problemas intestinales y provocan colon irritable.

Asimismo, puede provocar el desarrollo de reacciones autoinmunes, el debilitamiento del sistema inmunológico, intolerancias alimentarias, obesidad, adiposis e incluso trastornos mentales.
Por ello, resulta importante mantener la flora intestinal en equilibrio. Esto comienza por tu propio estilo de vida. Pregúntate de vez en cuando si estás siguiendo una dieta sana y equilibrada, si tienes tiempo suficiente para comer o si estás comiendo alimentos variados.

Además, aquí puede encontrar más información sobre los productos prebióticos y probióticos que pueden ayudar a reequilibrar un desequilibrio. Sin embargo, antes de hacerse con dichos productos, resulta útil identificar primero qué bacterias te faltan con un análisis de la flora intestinal. De esta forma, podrás contrarrestar dichas carencias con probióticos y prebióticos.

Una flora intestinal equilibrada alivia los problemas intestinales y el colon irritable

Se requiere un análisis preciso de las causas del desequilibrio para poder restablecer el equilibrio en el intestino. Con INTEST.pro, BIOMES lanza al mercado el primer análisis completo de flora intestinal con recomendaciones individualizadas para mejorar la salud, el bienestar y la calidad de vida.

INTEST.pro es un autodiagnóstico para tomar una muestra de heces en un entorno familiar que determine la naturaleza microbiana, es decir, el número y la distribución de bacterias intestinales.

El equilibrio de la flora intestinal puede favorecerse tomando probióticos o alimentos probióticos. Puede encontrar más información en nuestra página de información sobre probióticos.