Estamos a su disposición para sus preguntas y comentarios.
Darmflora nach Darmspiegelung Mikroskop
, ,

Cómo recuperar la flora intestinal después de una colonoscopia

La colonoscopia es una prueba médica que permite, entre otras cosas, detectar cambios en el intestino que pueden servir para diagnosticar enfermedades en sus primeras fases o incluso prevenirlas. Para realizar este tipo de examen médico, se introduce una pequeña cámara en el intestino que permite examinar visualmente su mucosa. Para tener una buena visualización, este debe estar completamente vacío. Por eso es necesario, en las horas previas a la prueba, una evacuación radical; medida que puede conllevar cambios en el microbioma, por lo que habrá que reconstruirlo con una dieta post colonoscopia.  

Las horas previas a la prueba: un reto para la flora 

Antes de realizar una colonoscopia es necesario vaciar el intestino con la ayuda de un laxante. Debe comenzar a purgarse un día antes de la prueba mediante la ingestión de una solución salina que elimine el agua de la pared intestinal. Esta solución licúa las heces, hace que el volumen de estas aumente y que se active el proceso de evacuación. Durante este proceso es recomendable beber agua para prevenir la deshidratación y evitar comer alimentos sólidos hasta después del examen.   

Este procedimiento suele ser duro para la flora intestinal porque la tensiona y, a muy corto plazo, puede provocar un cambio en el microbioma. Así pues, es altamente recomendable tomar medidas para la recuperación de la flora intestinal mediante la dieta después de una colonoscopia.  

El microbioma: un elemento indispensable para tu salud

Ka

El microbioma describe la totalidad de los microorganismos del intestino. En el colon viven más de 400 tipos diferentes de bacterias y, en total, la flora intestinal comprende varios billones de ellas. Estas apoyan la digestión, producen enzimas, aminoácidos y vitaminas B2, B12 y K. Además, las bacterias intestinales son extremadamente importantes para tu sistema inmunológico, ya que te protegen eficazmente de los patógenos. Por lo tanto, un microbioma estable y variado es importante para tu salud y bienestar. 

Una flora intestinal sana se basa en una compleja interacción de bacterias y microorganismos. Varios factores pueden perturbar su sensible equilibrio como, por ejemplo, el estrés persistente, una dieta desequilibrada o la ingesta de antibióticos. Así mismo, la ingesta intensiva de laxantes también puede cambiar su composición; algunos estudios han demostrado que su toma reduce las cepas bacterianas Lactobacillus plantarumGemellaClostridium cellulosi y Ruminococcus callidus

Por otra parte, otros géneros como las proteobacterias o la Dorea formicigenerans se producen en mayor número inmediatamente después de la limpieza intestinal. Eso quiere decir que la flora intestinal, después de una colonoscopia, puede tener una composición bacteriana similar a la de las personas que padecen el síndrome del intestino irritable o la enfermedad inflamatoria crónica del intestino. Una manera de aliviar este desequilibrio es, por ejemplo, tomando el laxante en dos dosis, siempre que el horario programado para la colonoscopia lo permita y siempre con el consentimiento del médico.  

Dieta después de una colonoscopia 

Una de las primeras preguntas que se nos plantea es: ¿qué se puede comer después de una colonoscopia? 

Inmediatamente después de la prueba, serán los alimentos bajos en grasas y fácilmente digeribles los que protegerán el tracto digestivo aún vacío. Las infusiones de hierbas, el agua sin gas o un caldo o sopa son muy adecuados para compensar la pérdida de líquido. Tan pronto como tus movimientos intestinales se hayan normalizado, puedes empezar a comer de nuevo alimentos más variados para reconstruir tu flora intestinal. 

Una dieta equilibrada rica en vitaminas y fibra es particularmente adecuada para ello. Los alimentos integrales, la fruta y la verdura, los frutos secos, las legumbres y los productos lácteos proporcionan valiosos nutrientes y minerales que sirven de base nutricional para las bacterias intestinales beneficiosas. Por el contrario, los productos ultraprocesados, el alcohol, los carbohidratos simples y el azúcar apoyan el crecimiento de cepas bacterianas no deseables. Por consiguiente, es aconsejable evitar estos alimentos o sustituirlos por alternativas ricas en nutrientes. 

Complemento alimenticio Cultivos bacterianos para el intestino

Conoce más sobre RESTART.pro, el complemento alimenticio con cultivos bacterianos, vitaminas, levadura activa y minerales para tu intestino de BIOMES.

El importante papel de los prebióticos y los probióticos 

Es muy importante tener presente la importancia de los alimentos prebióticos y probióticos después de una colonoscopia. 

Los prebióticos son fibras compuestas por carbohidratos complejos indigeribles que, a su paso por el sistema digestivo, se convierten en una fuente importante de alimento para las bacterias beneficiosas. Estos incluyen fitonutrientes como la inulina y la oligofructosa. Así pues, estos fermentan en el colon, produciendo sustratos metabólicos útiles tales como los ácidos grasos de cadena corta, que sirven a las células intestinales como fuente de energía y, al igual que el ácido láctico, aseguran un bajo valor de pH en el intestino grueso. Este entorno ácido dificulta el asentamiento de bacterias intestinales nocivas, mientras que puede aumentar el número de bacterias intestinales útiles. 

Por otra parte, los alimentos probióticos son aquellos que contienen bacterias intestinales buenas para nuestra flora. Al consumir estos alimentos mejoramos nuestro microbioma. Entre las bacterias intestinales útiles se encuentran las del ácido láctico y las bifidobacterias. Estas se multiplican en el intestino y desplazan los organismos no deseados. Por tanto, es importante garantizar la ingesta de probióticos después de una colonoscopia para recuperar nuestro equilibrio intestinal.  

Darmreinigung zum Abnehmen und aufbauen der Darmflora
Prebióticos

Algunos ejemplos de alimentos prebióticos son..

  • el psyllium (también conocido como plantago)
  • el ajo
  • las alcachofas
  • la achicoria
  • el salsifí negro
  • las semillas de lino..

y, en general, los alimentos con una gran cantidad de fibra como los espárragos o las legumbres.

Entre los probióticos se encuentran el yogur natural, el kéfir o el chucrut o col fermentada.

http://sc.biomes.world/wp-content/uploads/2021/04/paul-400x360.jpgasd
Paul Dr. Hammer
CEO & Fundador
Dr. Paul Hammer es el fundador y director general de Biomes NGS GmbH. Paul se doctoró en sistemas biológicos y bioinformática en 2012.
To the expert profile

También podría interesarte...

Digestión: las enzimas juegan el papel central

Comemos lo que nos gusta. Y tomamos nutrientes importantes con nuestra comida. Sin embargo, masticar a fondo por sí solo [...]

Probiotische Lebensmittel Käse Nahaufnahme
Alimentos probióticos – o por qué a tu intestino le encanta el queso

El olor es muchas veces insoportable. Queso Harz, Limburger, Roquefort, queso de cueva, ¡todos apestan! Pero los conocedores de quesos [...]

Gewürze Nahaufnahme Hausmittel Darmfloraaufbau
Diez remedios caseros para recuperar la flora intestinal

Cuando sufrimos una infección de garganta o de oídos, lo más probable es que el médico nos recete un antibiótico que nos ayudará a luchar [...]

Nuestros socios:
EFRE Logo