Sonidos intestinales

Rugiendo, gruñendo o burbujeando: al estomago y al intestino les gusta hacerse notar acusticamente. ¿Cómo es posible que esto suceda? ¿Deben ser alarmantes los ruidos intestinales fuertes que se producen inmediatamente después de una comida? Lo que se puede asegurar es que:

  • Ciertos ruidos intestinales son normales incluso en un intestino sano.
  • Los sonidos intestinales pueden revelar algo sobre la condición del intestino.
Por lo general, son pocos los ruidos en el abdomen que simplemente muestran que el estomago y el intestino estan funcionando. Escuchar atentamente es importante de todos modos. En combinación con otros síntomas, los sonidos intestinales también permiten sacar conclusiones sobre la salud del tracto digestivo.

¿Cómo se producen los ruidos intestinales?

Las causas de los ruidos intestinales son gases y líquidos en el estómago y los intestinos. Estos dos órganos se contraen con frecuencia para digerir los alimentos, moviendo los gases y líquidos que contienen para producir los sonidos. Que los gases estén contenidos en el tracto digestivo es bastante normal, por cierto. Por un lado, tragamos aire durante todo el día, y por otro lado son producidos también por la digestión. Los carbohidratos, por ejemplo, se descomponen en dióxido de carbono, hidrógeno y metano.

Por cierto, el típico burbujeo que a veces se oye es exactamente como suena: Los gases se encuentran con los líquidos en el intestino y se mueven a través de ellos en forma de pequeñas burbujas. El gruñido gástrico, que asociamos principalmente con el estómago vacío y el hambre, también es causado por el gas. El aire que se encuentra en el estómago vacío es presionado hacia abajo en el intestino durante la contracción, donde se encuentra con el quimo (bolo alimenticio) y hace ese ruido típico. A veces, sin embargo, es causada por la interacción entre el gas gástrico y el ácido gástrico; en cualquier caso, no es nada inusual.

Para la mayoría de las personas, lo más molesto de los ruidos intestinales es probablemente que no pueden ser suprimidos. Si el gas quiere salir del cuerpo, por lo general puede controlarlo, pero si se mueve en el intestino, estas indefenso. Esto se debe a que tenemos control sobre el músculo del esfínter y la entrada del estómago, pero no sobre el intestino. Por supuesto, esto es sólo un pequeño consuelo cuando el abdomen habla en voz alta en una situación inapropiada.

Ruidos y enfermedades intestinales

Los ruidos intestinales fuertes y constantes también pueden indicar una enfermedad. Sin embargo, esto siempre debe ser aclarado con un médico, y en caso de una enfermedad suelen haber otros síntomas además de un estomago sensible como dolor o diarrea.

¿Cómo se relacionan los ruidos intestinales y las enfermedades? Una posibilidad es que haya habido cambios en el intestino. Si se crean obstrucciones, deben pasar por ahí quimo, gases y líquidos, lo que puede causar ruidos fuertes.

Las personas con síndrome del intestino irritable u otra enfermedad intestinal crónica también pueden conocer la combinación de dolor y sonidos. El gas, responsable del sonido, también irrita durante su movimiento la mucosa intestinal inflamada.

Sin embargo, estos síntomas también pueden ocurrir por una infección asociada con la diarrea. Otra razón de los ruidos intestinales fuertes combinados con dolor es la intolerancia a ciertos alimentos. Si los ruidos intestinales se producen principalmente después de comer, vale la pena llevar un diario de la dieta durante algún tiempo. Además, el estremecimiento abdominal puede deberse a medicamentos que influyen en la flora intestinal. En caso de duda, debe pedirle a un médico que le aclare los ruidos intestinales inusuales en combinación con otros síntomas.

Los ruidos intestinales y el microbioma

Si te preocupan tus ruidos intestinales o si pueden estar acompañados de dolor, deberías observarlos más de cerca. En el diario de nutrición también se puede observar qué otros síntomas acompañan a los ruidos intestinales. También es instructivo averiguar cómo es la flora intestinal, también conocida como microbiota.
Con la prueba intestinal de BIOMES se puede saber qué microorganismos viven en el intestino y si existe una tendencia a las intolerancias. BIOMES prepara los resultados de una manera fácil de entender y hace recomendaciones individuales sobre cómo equilibrar su microbioma. Tal vez incluso un ligero cambio en la dieta conlleve a menos molestias. En cualquier caso, después de la prueba tendrás más claridad sobre lo que está sucediendo en tus intestinos.


Ordena ahora el primer análisis completo de la flora intestinal con recomendaciones individuales para mejorar tu calidad de vida.


Pedir ahora