Ruidos intestinales

"A nuestro estómago e intestinos les gusta hacerse notar. A veces rugen y otras gruñen o burbujean. ¿Por qué hacemos ruidos intestinales? ¿Debemos alarmarnos cuando, después de una comida, emitimos ruidos intestinales fuertes?"

Lo que podemos asegurar es que:

 
 
Por lo general, emitir ruidos estomacales no es más que un indicativo de que el estómago y el intestino están en funcionamiento. No obstante, escucharlos con detenimiento puede ser útil porque, en combinación con otros síntomas, los sonidos intestinales nos permitirán sacar conclusiones sobre la salud de nuestro tracto digestivo.

¿Cómo se producen los ruidos intestinales?

Los gases y líquidos presentes en el estómago y los intestinos hacen que se produzcan ruidos. Para poder digerir los alimentos estos dos órganos se contraen con frecuencia y, al hacerlo, mueven los gases y los líquidos contenidos en ellos. Es más, la presencia de gases en el tracto digestivo es muy normal. Por un lado, tragamos aire durante todo el día y, por otro, lo producimos al hacer la digestión. Por ejemplo, los carbohidratos, se descomponen en dióxido de carbono, hidrógeno y metano.
El típico burbujeo que oímos a veces, se debe a que los gases se encuentran con los líquidos en el intestino y se mueven a través de ellos en forma de pequeñas burbujas. El gruñido gástrico, que asociamos principalmente con el estómago vacío y el hambre, también es causado por el gas. El aire que se encuentra en el estómago vacío es presionado hacia abajo en el intestino durante la contracción. Allí, se encuentra con el quimo (bolo alimenticio) y produce ese ruido típico estomacal. A veces, sin embargo, es causado por la interacción entre el gas y el ácido gástrico. Pero, sea como sea, no es algo inusual.
Para la mayoría de nosotros, lo más molesto de los ruidos intestinales es, probablemente, que no pueden evitarse. Si el gas quiere salir del cuerpo, casi siempre podemos evitarlo porque tenemos control sobre el músculo del esfínter y la entrada del estómago, pero estamos indefensos cuando este se mueve dentro del intestino. Por supuesto, esto es solo un pequeño consuelo cuando nuestra barriga "levanta la voz" en una situación inapropiada.
 
CTA_INTESTpro_ES_200610_5
 

Ruidos y enfermedades intestinales

Los ruidos estomacales y el microbioma

Si te preocupan los ruidos intestinales que emites o si estos vienen acompañados de dolor, deberías observarlos con detenimiento. En el diario de nutrición puedes comprobar qué otros síntomas acompañan normalmente a los ruidos intestinales. Además, es instructivo averiguar cómo es la flora intestinal o microbiota.
Con la prueba intestinal de BIOMES se puede saber qué microorganismos están presentes en el intestino y si existe una tendencia a las intolerancias. BIOMES prepara los resultados para que sean fáciles de entender y elabora recomendaciones personalizadas sobre cómo equilibrar tu microbioma. Puede que un simple cambio en la dieta te ayude a tener menos molestias. En cualquier caso, después de la prueba tendrás más claro qué está sucediendo en tus intestinos.

Dale a tu cuerpo lo que necesita:
Con el análisis de la flora intestinal INTEST.pro de BIOMES.