Estamos a su disposición para sus preguntas y comentarios.
Mikrobiom vs Depression

Microbioma vs. depresión: Cómo te ayudan las bacterias intestinales

El amor pasa literalmente por el estómago. O mejor dicho, a través de los intestinos, porque las bacterias intestinales influyen en el estado de ánimo. ¿O nunca te has sentido como si estuvieras en una nube mientras comes?

Numerosos estudios han demostrado en el pasado que el intestino y la psique están conectados. Se habla incluso de que el microbioma puede promover o incluso prevenir la depresión. Mientras que una deficiencia de ciertas bacterias intestinales promueve la depresión, una colonización dirigida de ciertas bacterias intestinales puede a veces ayudar contra la depresión. La estrecha relación entre el microbioma y nuestro estado mental se ha convertido en un foco prometedor de la investigación actual.

¿Cómo es que la falta de ciertas bacterias intestinales promueve la depresión?

Según las investigaciones, el hecho de que el hambre a veces puede hacer que te enfades se debe principalmente a la caída del nivel de azúcar en la sangre. Pero la flora intestinal también puede influir en nuestro estado de ánimo. Los investigadores han estado hablando de un llamado eje intestino-cerebro durante bastante tiempo. En lenguaje llano esto significa que tu tracto gastrointestinal se comunica con tu cerebro.

Los cien trillones de bacterias en los intestinos no sólo digieren los alimentos. Según los investigadores de la Universidad de Cork, también están involucrados en la construcción de sustancias que actúan sobre el sistema nervioso. Según el estudio asociado, las bacterias intestinales actúan como bloques de construcción para sustancias mensajeras como la serotonina, el GABA y la dopamina. La primera sustancia es una hormona de la felicidad, más del 95 por ciento de cuyos componentes provienen del intestino, más precisamente de la especie de bacteria intestinal bifidobacterium infantis, que, como otras bacterias formadoras de triptófano, es uno de los tipos de bacterias “buenas”. La cantidad de estas bacterias positivas que colonizan el intestino es totalmente individual. Cuantas más haya, más serotonina producirá el cuerpo. Se nota en la alta motivación, el bienestar y los altos niveles de ánimo. Si, por otro lado, sólo tienes unas pocas bacterias intestinales productoras de triptófano, tu flora intestinal podría promover la depresión.

¿Qué bacterias intestinales podrían ayudar contra la depresión?

Estudios recientes de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica también investigaron la relación entre el microbioma, nuestro cerebro y el comportamiento. Las diferencias en las heces fueron analizadas en más de 2.000 personas sanas y deprimidas. El resultado sugiere que ciertas bacterias intestinales pueden ayudar contra la depresión. Al menos había una deficiencia de la especie bacteriana en los intestinos de las personas depresivas:

  • coprococcus
  • dialister
  • faecalibacterium

Los estudios belgas también concluyeron que los genes de ciertas bacterias intestinales están involucrados en la formación de la sustancia mensajera GABA. Otros, sin embargo, degradan la sustancia de señalización dopamina. Sobre la base de las alteraciones de la flora intestinal, la depresión y otras dolencias mentales pueden en el futuro quizás ser reconocidas en una etapa temprana y por lo tanto tratadas específicamente. Si la falta de bacterias intestinales realmente desencadena la depresión o si mueren más bacterias intestinales como resultado de una depresión debe ser aclarado en estudios de seguimiento.

Aunque todavía se necesitan estudios, se considera probada al menos una interacción entre el microbioma y el cerebro. Puedes averiguar cuán equilibradas están las bacterias intestinales. La depresión no se puede diagnosticar directamente a partir de la composición de su microbioma personal, pero aún así vale la pena. Se ha demostrado que una flora intestinal equilibrada es buena para el cuerpo y la mente. Por ello, es preferible reconocer a tiempo cualquier síntoma de deficiencia. Después, puedes fortalecer la población de bacterias intestinales positivas a través de un suministro dirigido de alimentos apropiados – la psique te lo agradecerá.

Más información sobre INTEST.pro El test intestinal de BIOMES

¿Cómo analizamos tu flora intestinal? ¿Qué incluye exactamente la prueba? ¿Dónde puedes comprar INTEST.pro?
¿Y cómo protegemos tus datos?

  • Wang, H., Lee, I. S., Braun, C., & Enck, P. (2016). Effect of Probiotics on Central Nervous System Functions in Animals and Humans: A Systematic Review. Journal of neurogastroenterology and motility22(4), 589–605. https://doi.org/10.5056/jnm16018
  • Wallace, C., & Milev, R. (2017). The effects of probiotics on depressive symptoms in humans: a systematic review. Annals of general psychiatry16, 14. https://doi.org/10.1186/s12991-017-0138-2
  • Akkasheh, G., Kashani-Poor, Z., Tajabadi-Ebrahimi, M., Jafari, P., Akbari, H., Taghizadeh, M., Memarzadeh, M. R., Asemi, Z., & Esmaillzadeh, A. (2016). Clinical and metabolic response to probiotic administration in patients with major depressive disorder: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Nutrition (Burbank, Los Angeles County, Calif.)32(3), 315–320. https://doi.org/10.1016/j.nut.2015.09.003
  • Strandwitz, P., Kim, K.H., Terekhova, D. et al. (2019) GABA-modulating bacteria of the human gut microbiota. Nat Microbiol 4, 396–403. https://doi.org/10.1038/s41564-018-0307-3
  • Dhakal, R., Bajpai, V. K., & Baek, K. H. (2012). Production of gaba (γ – Aminobutyric acid) by microorganisms: a review. Brazilian journal of microbiology : [publication of the Brazilian Society for Microbiology]43(4), 1230–1241. https://doi.org/10.1590/S1517-83822012000400001
  • Yunes, R. A., Poluektova, E. U., Dyachkova, M. S., Klimina, K. M., Kovtun, A. S., Averina, O. V., Orlova, V. S., & Danilenko, V. N. (2016). GABA production and structure of gadB/gadC genes in Lactobacillus and Bifidobacterium strains from human microbiota. Anaerobe42, 197–204.
  • Cryan JF, Dinan TG. Mind-altering microorganisms: the impact of the gut microbiota on brain and behaviour. Nature Reviews Neuroscience 2012:13, 701–712, https://www.nature.com/articles/nrn3346
  • Valles-Colomer M, Falony G, Darzi Y, et al. The neuroactive potential of the human gut microbiota in quality of life and depression. Nature Microbiology 2019:4, 623-632, https://www.nature.com/articles/s41564-018-0337-x
https://biomes.world/wp-content/uploads/2021/04/paul-400x360.jpgasd
Dr. Paul Hammer
CEO & Fundador
Dr. Paul Hammer es el fundador y director general de Biomes NGS GmbH. Paul se doctoró en sistemas biológicos y bioinformática en 2012.
To the expert profile

También podría interesarte...

Frau mit gestresstem Darm und Stressbauch
La forma en que los intestinos causan estrés y el estrés ejerce presión sobre los intestinos

"El intestino inflamado por estrés": Probablemente has experimentado los efectos reales de ese dicho. Todo el tracto digestivo está estrechamente [...]

Hirnmodell
Eje intestino-cerebro: La conexión entre el intestino y el cerebro

El intestino puede digerir mucho más que "sólo" comida: Una red de alrededor de 100 millones de células nerviosas recorre todo el tracto [...]

El intestino y la psiquis están estrechamente relacionados. ¿Es por eso que el amor pasa por el estómago?

En el día de San Valentín, celebramos el amor. Qué hermosa sensación estar enamorado! Luego tenemos mariposas en el estómago [...]

Nuestros socios:
EFRE Logo