Enfermedades intestinales: cuando pasan de ser inofensivas a peligrosas

Las enfermedades intestinales pueden limitar considerablemente tu calidad de vida, ya que el intestino tiene una enorme influencia en tu salud y bienestar general. Cada persona tiene una flora intestinal única y por este motivo, hay personas capaces de tolerar bien las legumbres y otras que no.
Los problemas intestinales suelen presentarse cuando la flora intestinal se desequilibra. Algunas enfermedades intestinales siguen siendo un misterio para los médicos y científicos, mientras que otras han sido bien estudiadas.

Las flatulencias son el transtorno intestinal más común

No todas las molestias intestinales son causadas por una enfermedad. La flora intestinal puede desequilibrarse debido a diversas causas como, por ejemplo, la ingesta de antibióticos que como todos sabemos, cambian la composición de la flora intestinal. Si sigues una dieta poco equilibrada, haces poco ejercico o bebes demasiado alcohol, estas costumbres también pueden causarte problemas.

Todos conocemos un problema intestinal conocido con el nombre técnico de "meteorismo" que se manifieta en una barriga hinchada que resulta incómoda, a veces incluso muy dolorosa. Las flatulencias aparecen como consecuencia de la ingestión excesiva de aire o por la acumulación de gases en los intestinos. La mayoría de las veces, los responsables de las flatulencias son los alimentos que producen gases como, por ejemplo, las legumbres, las cebollas, los alimentos grasos, las bebidas gaseosas o el pan fresco.

Si te hinchas de vez en cuando después de una comida, no tienes por qué preocuparte. Simplemente, evita los alimentos que causan flatulencias, come lentamente y bebe mucha agua. Aplicar un poco de calor y los masajes abdominales pueden aportar una sensación de alivio.

Enfermedades intestinales frecuentes


Las flatulencias ocasionales, el estreñimiento o la diarrea no tienen por qué ser el resultado de una enfermedad intestinal. Sin embargo, cuando estas molestias se producen con frecuancia o aparecen combinadas con otras, es probable que sean síntomas de una enfermedad intestinal .

Aquí repasamos brevemente las enfermedades intestinales más frecuentes:

El síndrome del intestino irritable

Estrictamente hablando, el síndrome del intestino irritable no es una enfermedad intestinal, sino un síndrome. Varios trastornos intestinales se mezclan y causan síntomas como diarrea, dolor abdominal, estreñimiento o flatulencias. Las causas del síndrome del intestino irritable no están claras. Lo que si se sabe es que los siguientes factores pueden jugar un papel importante:

  • Factores psíquicos (ansiedad, sobrecarga, preocupaciones)
  • Una dieta inusual (por ejemplo, al ir de vacaciones a otro país)
  • Un caso previo gastroenteritis
  • La intolerancia a la lactosa
  • El consumo de estimulantes (cigarrillos, café, alcohol)
  • Un desequilibrio en la flora intestinal (disbiosis)

Los médicos diagnostican el síndrome del intestino irritable por medio del método de descarte. Si los resultados de los exámenes de laboratorio, ultrasonido o colonoscopia no revelan ninguna anomalía, el síndrome del intestino irritable es más que evidente.

La enfermedad de Crohn

Esta enfermedad intestinal inflamatoria crónica puede afectar a todo el tracto digestivo, desde la boca hasta el ano. Sin embargo, la parte inferior del intestino delgado y la superior del intestino gruesose inflaman con mayor frecuencia. Al igual que el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn es difícil de diagnosticar porque los síntomas suelen ser poco claros. Esta enfermedad intestinal ocurre en episodios que son impredecibles. Los síntomas más comunes son:

  • Diarrea
  • Dolor abdominal en la parte inferior derecha del abdomen
  • Fiebre
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de peso

Todavía no está claro cómo se desarrolla la enfermedad de Crohn, aunque se sospecha que se debe a un trastorno autoinmune. También hay algunas evidencias que sugieren una predisposición hereditaria.

Colitis ulcerosa

Al igual que la enfermedad de Crohn, esta enfermedad intestinal se considera una enfermedad intestinal inflamatoria crónica. Aunque en este caso, la inflamación solo afecta al colon y no al resto del tracto digestivo. En muchos casos, la enfermedad comienza en el recto y luego se extiende al intestino grueso.

La colitis ulcerosa se manifiesta por oleadas, pudiendo pasar meses o incluso años sin que reaparezcan los síntomas. Como los síntomas son similares a los de la enfermedad de Crohn, tu médico deberá hacer un diagnóstico. Las causas de esta enfermedad intestinal tampoco están claras, probablemente se trate de una enfermedad autoinmune. También es muy probable que los virus y las bacterias desempeñen un papel importante.

¿Qué enfermedades intestinales pueden ser potencialmente mortales?

En casos aislados, una enfermedad intestinal puede ocasionar complicaciones. En el caso de la enfermedad de Crohn, la obstrucción del intestino es una posible complicación posible que deberá tratarse inmediatamente. La formación de cicatrices después de una recaída puede provocar un estrechamiento que, en el peor de los casos, lleve a una obstrucción intestinal. También podría producirse una ruptura intestinal, de forma que el contenido de los intestinos entra en la cavidad abdominal, causando infecciones potencialmente mortales. En este caso, debes acudir inmediatamente al hospital para ser tratado.

También se pueden protocir complicaciones a raíz de una colitis ulcerosa. No solo puede llevar a una perforación intestinal, sino también a un megacolon tóxico que, a su vez, puede conducir a una obstrucción intestinal potencialmente mortal. Los episodios fuertes también pueden provocar hemorragias en el intestino, lo que puede provocar una grave pérdida de sangre. Casos como estos, pueden ser necesarias transfusiones de sangre y cirugía.

¿Cómo está la salud de tu flora intestinal?

Puedes prevenir muchas dolencias intestinales con una flora intestinal sana. La flora intestinal se compone de miles de millones de microorganismos -hasta dos kilogramos de microbios viven en tu intestino- pero es importante que las bacterias intestinales "buenas" sean las que predominen.
¿Pero cómo puedes saber cómo se encuentra tu flora intestinal?
Con BIOMES tienes la posibilidad de optener un detallado análisis intestinal. Con INTEST.pro de BIOMES puedes averiguar cuáles son las bacterias que componen actualmente tu flora intestinal, gracias a que la precisión de esta prueba es única entre los proveedores europeos. Aqui te mostramos algunas de las ventajas de un análisis intestinal:

Porque solo cuando sabes cómo están exactamente tus intestinos puedes tomar las precauciones necesarias. Recupera el equilibrio de tu flora intestinal y aumenta el bienestar general de tu cuerpo.