Tu flora intestinal determina tu bienestar

La flora intestinal (microbiota intestinal) se compone de billones de microorganismos. La relación simbiótica natural entre las personas y las bacterias resulta esencial para lograr una vida saludable. La importancia de nuestras bacterias intestinales se ha subestimado durante mucho tiempo. Solo en los últimos años, gracias a muchos estudios científicos, resulta evidente la influencia de las bacterias en nuestra salud, ya que regulan mucho más que la digestión. A lo largo de millones de años de evolución, han surgido ajustes beneficiosos a largo plazo, que, entre otras cosas, favorecen la digestión, la defensa contra los patógenos y el fortalecimiento del sistema inmunológico.
2veces más

de microbios en el cuerpo como células propias del cuerpo

Hasta 2kg

de microbios viven en el intestino


30t

de alimentos procesan los microbios

50000l

de líquidos procesan los microbios

 

¿Qué bacterias encontramos en nuestra flora intestinal?

No todas las bacterias en nuestro intestino son deseadas. Una flora intestinal equilibrada y saludable está formada, sobre todo, por bacterias beneficiosas que tienen un efecto positivo en el cuerpo, pero también por bacterias no deseadas que tienen un efecto negativo en el cuerpo.

Con la ayuda de las bacterias intestinales beneficiosas, se producen enzimas, vitaminas y aminoácidos vitales, y se neutralizan los contaminantes ingeridos con los alimentos. Por lo tanto, una flora intestinal sana y equilibrada protege eficazmente contra la penetración y proliferación de agentes patógenos. Por ello, el intestino regula hasta el 80 % de todas las respuestas inmunitarias del organismo, lo que lo convierte en el principal órgano inmunológico.

La influencia en tu bienestar

Además, la conexión neuronal del intestino y el cerebro resulta fundamental para el ser humano. Por ejemplo, los microbios que viven en el intestino controlan la producción de hormonas importantes, como la hormona de la felicidad (serotonina) y la hormona del sueño (melatonina). De este modo, los procesos neurológicos en el cerebro se controlan a través del eje intestino-cerebro y la flora intestinal influye significativamente en la salud mental y, por lo tanto, en nuestro bienestar.
Un desequilibrio de la flora intestinal puede deberse a estrés físico y emocional persistente, hábitos alimenticios poco saludables, ejercicio insuficiente y medicamentos como los antibióticos. Esto puede provocar gran variedad de problemas.

Devuélvele equilibrio a tu flora intestinal

Se requiere un análisis preciso de las causas del desequilibrio para poder restablecer el equilibrio en el intestino. Con INTEST.pro, BIOMES lanza al mercado el primer análisis completo de la flora intestinal con recomendaciones individualizadas para mejorar la salud, el bienestar y la calidad de vida.

INTEST.pro es un autodiagnóstico para tomar una muestra de heces en un entorno familiar que determine la naturaleza microbiana, es decir, el número y la distribución de bacterias intestinales.

El equilibrio de la flora intestinal puede favorecerse tomando probióticos o alimentos probióticos. Puedes encontrar más información en nuestra página de informativa sobre probióticos.