Bajar de peso con un plan de alimentación: Así es como funciona

Cualquier persona que haya estado a dieta en su vida sabe lo difícil que es perder kilos innecesarios. No sólo es un reto prescindir de numerosas golosinas durante la dieta, sino también mantener el peso de forma permanente después de la reducción. Por lo tanto, para perder kilos con éxito, es aconsejable planificar las comidas con antelación y establecer horarios fijos de comidas en la rutina diaria. Tal plan de alimentación puede hacer maravillas para perder peso. Siempre y cuando, las comidas del plan sean saludables y equilibradas y no se coma por encima de los niveles de saturación.

Adelgazamiento adecuado según el plan

El prerrequisito básico para cualquier proyecto de pérdida de peso es una ingesta negativa de calorías. Esto significa que para eliminar el exceso de kilos, debes asegurarte de consumir menos calorías al día de las que consumes. Dependiendo de tu ritmo metabólico basal (el número de calorías que tu cuerpo necesita para mantener tus funciones vitales) y tu nivel de actividad, tus requerimientos energéticos diarios pueden ser mayores o menores. Según la Sociedad Alemana de Nutrición (Deutsche Gesellschaft für Ernährung), las necesidades energéticas promedio de los hombres se sitúan en torno a las 2.300 kilocalorías. Para las mujeres, sin embargo, una ingesta energética promedio de 1.800 kilocalorías es suficiente. Aquellos que quieren perder peso con un plan de alimentación deben asegurarse de que la ingesta total de calorías de sus comidas diarias no exceda sus propias necesidades energéticas.

¿Cuáles son los beneficios de un plan de alimentación?

Un plan de alimentación es la manera ideal de llevar un registro de las comidas, de la ingesta diaria de calorías y de estructurar la rutina diaria. Pero no funcionará sin preparación. Por lo tanto, es mejor establecer un plan de alimentación personal para bajar de peso con unos días de anticipación. Una semana es un buen tiempo para hacerlo. Desayuno, almuerzo, cena, tal vez algunos bocadillos: un plan de una semana reunirá varias comidas. Además, debes investigar el la cantidad de calorías de las comidas y asegurarte de que el número total de calorías no exceda tus necesidades. Pero no te desanimes, porque al final, un plan de alimentación puede ahorrarte tiempo.

Ya que sabes exactamente qué ingredientes necesitas para tus comidas, puedes hacer las compras de una sola vez, y el viaje diario al supermercado ya no es necesario. Las frecuentes compras por impulso no planificadas son cosa del pasado. Y ya no perderás el tiempo planificando tus comidas diarias, sino que sabrás exactamente qué comidas te esperan todos los días. Ya seas vegano, vegetariano u omnívoro, puedes adaptar tu plan a tus hábitos alimenticios y elegir los ingredientes que mejor se adapten a tus gustos. Y lo mejor de todo es que si has adaptado tu alimentación para adelgazar exactamente a tus necesidades energéticas diarias, puedes darte un festín sin tener que pensar si realmente hay un déficit de calorías al final del día, siempre y cuando te apegues a tu plan y calcules todo de la forma correcta. Por supuesto, el ejercicio y el deporte también deben convertirse en una parte importante de tu rutina diaria.

Adelgazar saludablemente con una dieta equilibrada

Para que tu proyecto se vea coronado por el éxito y el número en la balanza se reduzca gradualmente, es esencial una alimentación saludable. Esto no significa que tengas que prescindir completamente de alimentos especiales. Sin embargo, los alimentos procesados ricos en azúcar y grasa sólo deben consumirse en pequeñas cantidades y deben ser reemplazados por alimentos naturales reemplazados por alimentos naturales que sean ricos en nutrientes. También dependerá de la proporción correcta de los nutrientes. Los siguientes datos son los valores promedio para una alimentación normal.

  • Carbohidratos: aprox. 240 g para las mujeres, aprox. 300 g para los hombres
  • Proteína: 0,8 a 1,2 g por kilogramo de peso corporal
  • Grasa: aprox. 60 g para las mujeres, aprox. 80 g para los hombres.


  • Por supuesto, la calidad de los nutrientes también es decisiva. Las grasas de aceites vegetales o frutas como el aguacate son mucho más saludables que los ácidos grasos en las comidas preparadas. En general se aplica: Para disminuir con éxito con un plan de alimentación, no sólo es importante tener en cuenta un balance energético negativo, sino también incluir en la dieta tantos alimentos naturales y ricos en nutrientes como sea posible. Dependiendo de tu preferencia, un plan de alimentación para perder peso debe consistir principalmente de los siguientes alimentos:

  • Frutas y verduras
  • Productos integrales
  • Legumbres
  • Nueces y semillas
  • Aceites vegetales sanos
  • Productos lácteos bajos en grasa y huevo
  • Carne baja en grasa y pescado