¿Es posible perder peso sin hacer deporte y sin una dieta radical?

¿Tienes poco tiempo para practicar deportes en la vida diaria o las limitaciones físicas te impiden hacerlo? Eso no tiene que ser un obstáculo para alcanzar tu objetivo de deshacerte del exceso de peso: Perder peso sin dieta y ejercicio puede no ser el programa de adelgazamiento óptimo, pero aún así es posible. Con un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada, puedes reducir tu peso incluso sin un entrenamiento radical. Sin embargo, no se puede prescindir del ejercicio físico. Pero se puede integrar fácilmente en la vida diaria. Aquí encontrarás consejos sobre qué más puedes hacer para perder peso sin una dieta estricta y un entrenamiento físico intensivo.

Adelgazamiento fácil: sin deporte, pero con ejercicio

Los estudios han demostrado que las personas delgadas hacen ejercicio un promedio de 150 minutos más cada día que las personas con sobrepeso. Pero el ejercicio no significa que tengas que hacer un ejercicio que te induzca a sudar: si simplemente desafías a tu cuerpo un poco en la vida diaria, ya estás haciendo mucho por tu salud – y por tu equilibrio de calorías. Intenta subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor o ir en bicicleta a la oficina o a la universidad por la mañana en lugar de conducir: Con unidades de ejercicio tan pequeñas en la vida diaria, puedes mantenerte en forma incluso sin entrenamiento especial.

Caminar rápidamente hasta la parada del autobús, pasar la aspiradora o la pala de nieve para poner en marcha tu sistema cardiovascular y activar tu metabolismo. Con unos pocos ejercicios cortos entremedio, puedes reforzar este efecto: unos cuantos abdominales mientras el agua de la pasta está hirviendo, o cinco sentadillas mientras el ordenador arranca. Si tienes limitaciones físicas, también puedes utilizar ejercicios más sencillos o menos intensivos (por ejemplo, con una pelota sentada): Lo único importante es que también aumentes la cantidad de ejercicio en la vida diaria. En conjunto, estas secuencias de movimientos que se extienden a lo largo del día conducen a un consumo de calorías más elevado y esto te ayuda a perder peso sin dieta ni ejercicio. También para tu salud en general esto trae algunas ventajas: El ejercicio mejora la circulación sanguínea en numerosas áreas musculares y tu sistema inmunológico también se beneficia de la carga corporal que se presenta regularmente, pero no es demasiado fuerte.

La actividad física también estimula la actividad intestinal: Por ejemplo, el caminar relajado mejora la circulación sanguínea en el intestino, la función motora intestinal aumenta y el alimento ingerido pasa a través del intestino en un tiempo más corto. Con un poco de ejercicio en la vida diaria se favorece la digestión, lo que a su vez tiene un efecto positivo en la sensación de saciedad.

¿Perder peso sin dieta y sin ejercicio? ¡Mete a tus bacterias intestinales en el equipo!

Adelgazar fácilmente sin hacer deporte: tus intestinos pueden ayudarte. Miles de millones de bacterias viven en este fascinante órgano: Apoyan tu digestión, te ayudan a absorber nutrientes y fortalecen tu sistema inmunológico. Sin embargo, si tu flora intestinal contiene principalmente bacterias Firmicutes, es posible que te resulte más difícil perder peso. Las bacterias Firmicutes son particularmente buenas para romper la estructura molecular de la grasa y el azúcar: Esto les permite extraer más calorías de los alimentos y, al mismo tiempo, aumentar el deseo de consumir grasas y dulces. Las personas cuya flora intestinal es principalmente el hogar de la bacteria Bacteroidetes, por otro lado, suelen perder peso más fácilmente.

La buena noticia es que puedes apoyar a la bacteria Bacteroidetes de una manera específica. Las fibras dietética sirven a esta especie bacteriana como fuente de energía, de modo que pueden multiplicarse mejor con una dieta rica en fibra. La fibra dietética se encuentra principalmente en los alimentos menos procesados, como los productos integrales, las verduras, las legumbres o las semillas de lino. Estos productos también refuerzan la sensación de saciedad y te proporcionan vitaminas, minerales y otros micronutrientes.

Por lo tanto, trata de identificar sucesivamente los carbohidratos simples, los ácidos grasos saturados y los alimentos azucarados en tu dieta y reemplázalos con alternativas altas en fibra. De esta manera, te beneficiarás de los efectos positivos de una dieta intestinal – y podrás perder peso sin necesidad de hacer demasiado ejercicio o pasar hambre.

Consejos personalizados de nutrición de BIOMES

Cada microbioma es diferente, por lo que cada persona necesita un programa individual de pérdida de peso. Con el método de análisis 1 INTEST.pro BIOMES puedes evaluar detalladamente la flora intestinal de tus intestinos con una muestra de heces. En base a esto desarrollamos recomendaciones personalizadas, , que pueden contribuir a equilibrar la colonización bacteriana de tus intestinos. Esto hace que sea más fácil para ti perder peso.

Conclusión

Una dieta sana y rica en fibra fortalece el cuerpo y estimula el metabolismo. Si también te mantienes en forma dentro de tus posibilidades, puedes lograr mucho en poco tiempo: Incluso con pequenos snacks de movimiento se hace notable el metaboilismo energético

1. Cho I, Blaser M J. The human microbiome: at the interface of health and disease. Nature Reviews Genetics 2012:13, 260-270. https://www.nature.com/articles/nrg3182.