Esta comida hará feliz a tu intestino


Tiempo de lectura: 4 min.

Esta comida hace feliz a tu intestino....

... y también a ti! Desde hace tiempo, los científicos han estado investigando una conexión entre las emociones y la flora intestinal. La investigación aún no ha llegado tan lejos, pero ya hay indicios de que una dieta inapropiada también influye en la psiquis. Incluso los psicoterapeutas están examinando más de cerca la nutrición para aumentar el éxito de las terapias. En resumen: si el intestino no está contento, tú tampoco lo estarás. Los alimentos ricos en probióticos y fibras son la clave para que esto suceda. Aquí puedes averiguar qué alimentos contienen la mayor cantidad de estos elementos.

Nosotros los humanos somos en realidad herbívoros, por lo que es natural que contemos con verduras, frutas y cereales en nuestra dieta. En caso de que ahora te preguntes si sólo una dieta vegetariana traerá resultados satisfactorios, hay una explicación clara. Pues tu intestino también puede procesar bien la carne, pero para esto necesita alimentos vegetales. Aliméntate bien, incluyendo estas tres sustancias preferidas para el intestino: fibra, almidón resistente y bacterias del ácido láctico.

Fibra - no sólo para vegetarianos

Bohnen sind gute Ballaststofflieferanten

La fibra dietética se encuentra principalmente en alimentos vegetales como frutas, verduras, frutos secos y cereales. Estas son las fibras que a tu intestino le encantan. Incluso en el estómago espesan la comida hasta convertirla en un puré. Esto te saciará por más tiempo. Algunas fibras alimenticias se juntan con el agua y luego se hinchan en el intestino. Esto hace que el bolo alimenticio sea más abundante y para que no queden tan apretadas en el intestino, la comida tiene que salir más rápido. Y eso significa: no hay estreñimiento. Otras fibras se mezclan en una papilla, muy sabrosa para las bacterias intestinales. Por ejemplo, mantienen la membrana mucosa de los intestinos en forma. Es por eso que probablemente te dieron avena o manzana rallada de niño si tenías dolores de estómago, ya que Estas fibras reconstruyen la mucosa intestinal.

Las fibras alimentan a las bacterias buenas en el intestino. Cuanto más de estas tengas, mejor, porque los buenas mantienen a las malas bajo control. Las bacterias intestinales malas se propagan si tu comes demasiada carne o productos terminados con demasiada grasa y azúcar, por ejemplo. El Currywurst con panecillos por lo tanto no es beneficioso para tus bacterias intestinales buenas. Si lo combinas con una ensalada grande, obtendrás suficiente comida y tu flora intestinal se mantendrá equilibrada.

La Sociedad Alemana de Nutrición (Deutsche Gesellschaft für Ernährung) recomienda 30 gramos de fibra al día para un adulto. La regla nutricional "cinco al día" lo explica de manera más sencilla. Si comes cinco manos llenas de frutas y verduras al día, tu intestino recibirá mucha fibra y te lo agradecerá.

Algunos alimentos que contienen mucha fibra:

  • Legumbres
  • Nueces (especialmente pistachos naturales)
  • Manzanas (especialmente la piel)
  • Avena
  • Espárragos
  • Achicoria
  • Alcachofas
  • Escarola o Endibia
  • Semillas de chía y mijo.

Almidón resistente - hace que tu intestino sea fuerte

En realidad, el almidón resistente pertenece a las fibras . Se produce cuando las fibras vegetales almidonadas se hierven u hornean y luego se enfrían de nuevo. Las papas, los guisantes, los frijoles, el pan integral y el arroz son proveedores de almidón resistente y proporcionan a las bacterias intestinales una buena fuente de alimento. Algunas de las bacterias descomponen el almidón en el intestino grueso, produciendo ácido butírico. La mucosa intestinal y los vasos sanguíneos de la pared intestinal necesitan urgentemente este ácido butírico. Asegura que la membrana mucosa permanezca estable y que las toxinas y los patógenos se mantengan alejados. Al mismo tiempo, el ácido butírico asegura que el valor de pH en el intestino se mantenga bajo. Esto contrarresta la inflamación y reduce el riesgo de cáncer intestinal.

Dein Darm liebt Sushi!

Así que la ensalada de papa y el sushi son una delicia para tu intestino (probablemente para ti sólo si comes por separado). Incluso si calientas tu comida, para que el almidón se caliente de nuevo, la estructura permanece intacta. Muchos guisos saben aún mejor cuanto más se calientan. Y eso también le sabe bien al intestino.

Ácido láctico - el ácido te mantiene saludable

A nuestras bacterias intestinales les encanta lo ácido. Para que la flora intestinal sea lo suficientemente agria se necesitan muchas bacterias lácticas, que se mezclan con el yogur, el chucrut y las verduras adobadas, denominados alimentos probióticos. Lactobacterias y Bifidobacterias son sus nombres y se llaman bacterias lácticas simplemente porque forman ácido láctico mientras se sumergen en la comida. Esto predigerirá tu comida. Lo que puede no sonar muy sabroso es un proceso sofisticado. Porque te comes estas dos bacterias y con ellas su ácido láctico. Entran en los intestinos, se multiplican y el ácido láctico les ofrece un ambiente perfecto para su trabajo. Su tarea más importante es combatir las bacterias putrefactas. Pero sólo pueden hacerlo si son mayoría. Es por eso que la buena comida también trae muchas bacterias lácticas. Aseguran una flora intestinal equilibrada, lo que a su vez asegura un sistema inmunológico fuerte. Las bacterias del ácido láctico también producen importantes vitaminas y la enzima lactasa. La lactasa descompone la lactosa, que es el azúcar de la leche. Quien sufre de intolerancia a la lactosa, puede aliviar los síntomas intencionadamente con bacterias lácticas (por ejemplo, con la ayuda del probiótico LACFRU.pro).

Sin embargo, los ácidos lácticos se destruyen cuando se calientan. En el yogur natural todavía se pueden encontrar las bacterias vivas del ácido láctico. El chucrut del supermercado suele conservarse con calor. Esto significa el fin de los ácidos lácticos. Si deseas darle un gusto a tu intestino, toma chucrut fresco de la tienda de alimentos orgánicos, de la tienda de alimentos naturales o del mercado semanal. Esto no está cocido, sino fermentado. Durante este proceso, las verduras se colocan en sal y se sellan herméticamente. Esto es fascinante porque las bacterias del ácido láctico se multiplican por sí solas. Hay muchos platos famosos que se producen según este principio, como el tradicional plato coreano kimchi (col china fermentada), pasta de miso japonesa, pepinillos encurtidos y té de kombucha fermentado.

Encontrarás bacterias lácticas, por ejemplo en:

  • Yogur, kéfir
  • Chucrut
  • Verduras escabechadas
  • Té de kombucha
  • Vinagre de manzana
  • Queso cheddar, mozzarella, parmesano, gruyere y gouda
  • Kimchi y Miso.

En otras palabras: Come muchas verduras, frutas, cereales y nueces, yogur, queso, kéfir, chucrut y verduras encurtidas. Esto hará que tu intestino esté muy feliz.

Obtén más información sobre el análisis intestinal INTEST.pro

¿Cómo analizamos tu flora intestinal? ¿En qué consiste exactamente el test? ¿Dónde puedes comprar INTEST.pro y cómo protegemos tus datos?


→ Más Información