La flora intestinal después de la colonoscopia: Cómo reconstruirla

Con la ayuda de una colonoscopia, los cambios en el intestino pueden ser detectados tempranamente. Durante el examen, el médico introduce una pequeña cámara en el intestino para poder examinar visualmente la mucosa intestinal. Sin embargo, esto sólo es posible si el intestino se ha vaciado completamente. A corto plazo, esta evacuación radical del intestino puede conducir a un cambio en el microbioma de la mucosa del intestino. Sin embargo, es posible reconstruir la flora intestinal tras una colonoscopia.

Estrés para la flora intestinal: colonoscopia

Antes de una colonoscopia es necesario vaciar el intestino con la ayuda de un laxante. Debe comenzar a purgarse unos días antes del tratamiento: debe beber una solución salina que elimine el agua de la pared intestinal. Esto licúa las heces, el volumen de las heces aumenta y se activa el proceso de evacuación. Puedes apoyar este proceso y prevenir la deshidratación bebiendo mucha agua. Debe evitar los alimentos sólidos hasta el examen. Este procedimiento tensiona la flora intestinal y puede llevar a un cambio a corto plazo en el microbioma. La suave acumulación de la flora intestinal tras una colonoscopia es, por lo tanto, una medida sensata.

El microbioma: importante para tu salud

El microbioma describe la totalidad de todos los microorganismos en su intestino. Más de 400 tipos diferentes de bacterias intestinales viven sólo en tu colon. En total, la flora intestinal comprende varios billones de bacterias. Apoyan la digestión, producen enzimas, aminoácidos y vitaminas (B2, B12 y K). Además, las bacterias intestinales son extremadamente importantes para tu sistema inmunológico, ya que te protegen eficazmente de los patógenos. Por lo tanto, un microbioma estable y rico en especies es importante para su salud y bienestar.

El bioma intestinal después de la colonoscopia

Una flora intestinal sana se basa en una compleja interacción de bacterias y microorganismos. Varios factores pueden perturbar este equilibrio sensible. Estos incluyen, por ejemplo, estrés persistente, una dieta desequilibrada o la ingesta de antibióticos. Sin embargo, incluso la ingesta intensiva de laxantes puede cambiar la composición de la flora intestinal a corto plazo. Estudios1 han demostrado que tomar laxantes reduce las especies bacterianas Lactobacillus plantarum, Gemella, Clostridium cellulosi y Ruminococcus callidus.

Otros géneros como las proteobacterias y los formicigeneranos Dorea, por otra parte, se producen en mayor número inmediatamente después de la limpieza intestinal. Por consiguiente, la flora intestinal después de la colonoscopia puede tener una composición bacteriana similar a la de las personas que padecen el síndrome del intestino irritable o la enfermedad inflamatoria crónica del intestino. Este desequilibrio puede ser aliviado tomando el laxante en dos dosis.2 Además, puedes reconstruir suavemente tu flora intestinal después de la colonoscopia con una dieta saludable y alimentos probióticos.

Desarrollo de la flora intestinal después de la colonoscopia con una dieta equilibrada

Inmediatamente después de la colonoscopia, los alimentos bajos en grasa y fácilmente digeribles rotegen el tracto digestivo aún vacío. El té, el agua sin gas y los jugos de verduras son muy adecuados para compensar la pérdida de líquido. Tan pronto como tus movimientos intestinales se hayan normalizado, puedes empezar a comer alimentos más variados de nuevo para reconstruir tu flora intestinal después de una colonoscopia.

Una dieta equilibrada, rica en vitaminas y fibras es particularmente adecuada para esto. Los productos integrales, la fruta y la verdura, los frutos secos, las legumbres y los productos lácteos proporcionan valiosos nutrientes y minerales que sirven de base nutricional para las bacterias intestinales beneficiosas. Los productos terminados, el alcohol, los carbohidratos simples y el azúcar, por otro lado, apoyan el crecimiento de cepas bacterianas indeseables. Por consiguiente, es aconsejable evitar esos alimentos o sustituirlos por alternativas ricas en nutrientes y no elaboradas.

CTA_RESTARTpro_ES_200610_5

Reconstruir la flora intestinal tras una colonoscopia: Prebióticos y probióticos

El psilio, el ajo, las alcachofas, la achicoria o el salsifí negro son ejemplos de alimentos prebióticos: contienen componentes alimenticios indigeribles que son una fuente importante de alimento para las bacterias beneficiosas. Los prebióticos se fermentan en el tracto digestivo, lo que produce productos metabólicos útiles: Los ácidos grasos de cadena corta sirven a las células intestinales como fuente de energía y, al igual que el ácido láctico, aseguran un bajo valor de pH en el intestino grueso. Este entorno ácido dificulta el asentamiento de las bacterias intestinales nocivas, mientras que puede aumentar el número de bacterias intestinales útiles.

Entre las bacterias intestinales útiles se encuentran las bacterias del ácido láctico y las bifidobacterias. Estas cepas de bacterias fortalecen el sistema inmunológico y apoyan la absorción de nutrientes. Alimentos probióticos omo el yogur natural o el kéfir contienen bacterias vivas de ácido láctico que pueden multiplicarse en el intestino y así desplazar a los organismos no deseados.

Una dieta equilibrada con alimentos prebióticos y probióticos puede contribuir así al desarrollo de una buena flora intestinal tras una colonoscopia.

Bacterias intestinales después de la colonoscopia: Gana claridad con BIOMES

¿Quieres comprobar si las bacterias intestinales están en equilibrio después de la colonoscopia? Con el moderno análisis intestinal3 INTEST.pro de BIOMES puedes obtener una visión general de la composición bacteriana de tu flora intestinal. Para ello, envía una pequeña muestra de heces a nuestro laboratorio. El análisis detallado de la muestra de heces te reportará acerca de tu salud intestinal, el equilibrio bacteriano de tu flora intestinal y tu fuerza inmunológica. Además, recibirás información sobre la síntesis de vitaminas de tu flora intestinal y descubrirás si sufres de intolerancias. Además, recibirás recomendaciones personalizadas con numerosas sugerencias nutricionales que sirven a la salud de tu intestino. Con consejos concretos te ayudamos a reconstruir y fortalecer eficazmente tu flora intestinal después de una colonoscopia.
Analiza tu flora intestinal.
Averigua lo que tu cuerpo necesita.


1. Jalanka J, Salonen A, Salojarvi J, Ritari J et al. Effects of bowel cleansing on the intestinal microbiota. Gut 2015:64(10), 1562-8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25527456

2. Ibid.

3. Cho I, Blaser M J. The human microbiome: at the interface of health and disease. Nature Reviews Genetics 2012:13, 260-270. https://www.nature.com/articles/nrg3182